Relojes a cuerda y automáticos

clockfrederique-constant-600x200

Relojes de cuerda manual (mecánicos)

Un reloj mecánico tradicional básico se compone de alrededor de 130 piezas montadas en las tres partes principales: la fuente de energía, las partes que la regulan y la esfera o cuadrante.

Vacheron-Constantin-Caliber-4400

Complejidad

El número de partes componentes puede llegar a 1.000 en los llamados relojes complicados (fecha, las fases de la luna, mano retrógrada, etc.). Para evitar daños al mecanismo, no dé una cuerda excesiva.

reloj-a cuerda

La “cuerda”

Debería dar cuerda a su reloj mecánico todos los días a la misma hora aproximadamente para garantizar un funcionamiento óptimo. Para ello, gire la corona hacia delante y hacia atrás hasta sentir una ligera resistencia.

  • El “motor” de un reloj mecánico suele ser un muelle o resorte que acumula energía. Normalmente es una espiral de acero que se enrolla sobre sí misma, acumulando la energía que hace mover a todo el mecanismo. Al proceso de enrollar el muelle se le llama dar cuerda, algo que en los relojes mecánicos más simples debe hacerse diariamente.
  • El resorte transmite su energía a un conjunto de ruedas que distribuyen esa energía acumulada. A los ejes de esas ruedas irán unidas las agujas que permiten consultar la hora en una esfera. Las ruedas giran de manera coordinada, de manera que la rueda de las horas da una vuelta completa cada doce horas, y al hacerlo hace girar la de los minutos una vez cada hora, que a su vez hace girar la de los segundos una vez cada minuto. La perfecta coordinación entre las agujas se consigue mediante el estudio de los radios y la medición de los dientes de cada engranaje.
  • El tercer elemento es el oscilador o regulador. Se encuentra en el otro extremo del tren de rodaje, y sirve para contener y dosificar la energía liberada por el “motor”. De no existir el oscilador y el escape que lo une al tren de rodaje, toda la energía acumulada se descargaría sin control. Para evitar eso, es necesario dosificar esa descarga, y de eso se encarga el oscilador, un elemento que funciona de manera alterna (normalmente mediante un giro) y que acciona el escape, que a su vez libera el tren de rodaje para que avance un poco con cada movimiento del oscilador, haciendo girar así las manecillas del reloj hacia adelante con velocidad constante. Ese mecanismo (oscilador y escape) es lo que produce el característico “tic-tac” de todos los relojes mecánicos.

Relojes de carga automática

Los relojes automáticos se cargan automáticamente gracias a los movimientos de la muñeca. Si su reloj se detiene o si no lo lleva durante periodos lo suficientemente prolongados, deberá dar cuerda a la máquina manualmente girando la corona hacia delante y hacia atrás varias veces.

Un reloj automático es, básicamente, un reloj mecánico que tiene la capacidad de darse cuerda a sí mismo con el movimiento del brazo del usuario, por lo que hace innecesaria la operación manual de dar cuerda. Esto es posible gracias a un rotor que gira alrededor de un pivote, que, mediante la oscilación (Instalación del brazo en movimiento) actúa sobre el mecanismo de carga del muelle.

Para mantener su precisión (entre -2 y +20 segundos al día), los movimientos mecánicos necesitan someterse a mantenimiento y comprobaciones de manera periódica. Además, los movimientos mecánicos son mucho más sensibles que los movimientos de cuarzo a numerosos parámetros como la gravedad, los golpes, el magnetismo y las variaciones de temperatura.

Recomendaciones

Por ello, recomendamos que realicen el Mantenimiento cada tres años.

Si posee un reloj automático, asegúrese de llevarlo entre 8 y 10 horas diarias para que la cuerda se cargue completamente.

Completamente cargado el reloj tendrá una reserva de marcha de 24 horas en promedio, lo que garantiza su funcionamiento continuo.

Mantenga su reloj funcionando constantemente. No es bueno que esté detenido por mucho tiempo ya que podría atascarse.

La carga automática del movimiento es generado por los movimientos de la muñeca del usuario y  está directamente relacionada con la actividad del usuario, 10-12 horas de uso son suficientes para generar una reserva de marcha y asegurarse de que el reloj siga funcionando durante toda la noche.

Por lo tanto, el reloj debe ser usado 10-12 horas por día (la actividad diaria normal). Si el reloj no se usa lo suficiente (no el tiempo suficiente o sin suficiente movimiento de la muñeca) o en forma irregular (no todos los días), la reserva de energía no será suficiente y  requerirá una carga adicional en forma manual con la cuerda. Gire manualmente la corona 15/20 veces para desarrollar una reserva de energía suficiente y para asegurar la exactitud del reloj.

Es un error común considerar que simplemente agitando un reloj automático, produce suficiente movimiento para que el reloj mantenga la hora exacta. 

Este procedimiento no será suficiente para cargarlo ni para establecer una reserva de marcha, lo que provocará que su reloj se detenga o no de la hora exacta.

Cargue manualmente al recibir un nuevo reloj automático y también se puede aplicar para un reloj que no está funcionando o que no fue usado de forma regular /diaria.

Si debiera permanecer fuera de la muñeca por algunos días, se puede cargar manualmente. Cargue el movimiento girando la corona en sentido horario alrededor de 15/20 vueltas completas. Cierre la corona de nuevo.

En el caso de una corona a rosca, desenrosque la corona girando la corona a la izquierda. Para bloquear una corona atornillada, presione la corona en la caja y gire hacia la derecha

hasta que esté firmemente atornillado en su lugar. Esto ayuda a mantener los componentes del movimiento bien lubricados.

mi-reloj-en-servicex600

 

Si tiene una duda lleve su reloj a Centro de Recepción de 14.00 a 18.00 horas y con gusto lo asesoraremos.

Click para Imprimir esta Página